Tips a tener en cuentas si deseas vivir en un departamento pequeño.

No todos tenemos la posibilidad de ofrecernos el lujo de vivir en una enorme mansión… y a lo mejor tampoco en una enorme casa o departamento. Si recién estás comenzando, o si una circunstancia inesperada de la vida te dejó viviendo en un espacio diminuto y no estás habituada a ello, déjame enseñarte las 5 cosas que tienes que estudiar si vas a vivir en un apartamento reducido.

La planificación y el orden son esenciales.

Vivir en un departamento o casa pequeña es como vivir en un submarino; todo debe estar realmente bien ordenado y ordenado para que ande de manera correcta.

No puedes ofrecerte el lujo de tener todo tirado por todos los lugares (si ocupas la mesa con libros, no vas a tener donde cenar; si tiras en una silla tu vestimenta, no vas a tener dónde sentarte. Por eso mejor asigna a cada cosa un espacio y esfuérzate por sostener todo limpio y ordenado. Como el inmueble es pequeño, no te va a costar tener todo organizado.

Alcanzar que un mueble funcione por dos.

Deja de lado los enormes muebles que únicamente que solo sirven para una cosa; mejor opta por muebles multiuso, como los sofás cama, los sillones con baúl, y los estantes que se transforman en escritorio con solo bajar una tapa.

Líbrate de lo que no necesites.

 Si antes poseía un juego terminado de ollas, en este momento tengo solo las 2 o 3 que más uso. Si antes poseía 5 o 6 tablas de picar, en este momento tengo solo tres: para vegetales, para carnes y para pan.

Y de este modo podés llevar todo a cabo: deshazte de lo que no es imprescindible. Los libros que ya leíste es preferible venderlos o regalarlos si deseas llevar a cabo lugar para libros nuevos; haz igual con la vestimenta y los tenis. Luego te acostumbrarás a ser generosa, y entenderás la lo bueno del “menos es más”.

Aparta un lugar para tus cosas especiales.

Desde luego, hay cosas sin las cuales no se podrían vivir, como un lavarropas o una biblioteca. Por eso cuando deseas integrar algo nuevo a la vivienda, ponte ingenioso en cuanto a espacio se habla. ¿Necesitas espacio para la ropa de invierno? ¿Qué tal añadir un mueble aéreo en el dormitorio?

Equilibra tus gustos

Siempre guárdate un sitio exclusivo para ofrecerte un gusto decorativo, como puede ser una chiquita otomana, una vieja mecedora o una lámpara original. Si no puedes ofrecerte el lujo de invertir el espacio en algo muy costoso, al menos invierte en cosas que no llenan el lugar: cuadros, colores de pintura para las paredes, mantas, almohadones, cortinas, alfombras.

Estos son algunos consejos que puedes tomar en cuenta a la hora de elegir vivir en un departamento pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *