¿Es mejor vivir en un condominio o en departamento?

No es lo mismo vivir en un condominio que vivir en un departamento. Los servicios y las comodidades son muy diferentes incluyendo el precio.

Inversión en condominios

Lo que distingue entre un condominio y un departamento es la propiedad. Los condominios o inmuebles son comúnmente administrados por una organización de dueños o de capitalistas, pero cada unidad o departamento en la mayoría de los casos tiene un dueño.

Para poseer un condominio tienes que conocer el criterio de propiedad horizontal. Oséa, una posesión particular que implica los inmuebles divididos en entidades (departamentos u oficinas) que tienen la posibilidad de aprovecharse de manera independiente. Esta clase de propiedad se destaca por la coexistencia de dos tipos de derecho de propiedad: el individual, sobre una unidad, y el colectivo que compone el condominio o edificio, sobre las superficies comunes de toda la construcción.

En el caso de que seas un inversionista profesional y con bastante capital, tienes la alternativa de adquirir un condominio, como si fuera una casa o una compañía. Si adquieres un condominio de estreno, tienes la alternativa de rentar o vender cada departamento. No obstante, si compras un condominio habitado, deberás negociar con los dueños de cada unidad habitacional.

Comodidades

Las comodidades para condominios y departamentos tienen la posibilidad de incluir: estacionamiento gratis, lavandería, piscina, gimnasio, salón de fiesta, parque, sector de parrilla, etc.; todos estos elementos hacen que el inmueble sea interesante. Cuanto más lujoso sea el condominio, más extensa va a ser la gama de comodidades disponibles.

 Precio

El alquiler de un departamento establece una cantidad fija por mes según la extensión del contrato de alquiler y la posibilidad de incrementarse al instante de renovarlo. En algunos departamentos se tienen la posibilidad de rentar mensualmente o a corto plazo, pero es más habitual trabajar con contratos de cada un año.

Los costos de rentar un departamento se sujetan a las tarifas del mercado y de la disponibilidad de la unidad. Los servicios públicos comúnmente no están incluidos en el alquiler, esto ya sería un valor agregado.

Si estás rentando un condominio, los pagos van a ser una cantidad fija a lo largo del lapso de alquiler, a menos que el acuerdo señale lo opuesto. La cuota de renta de un condominio es elección del dueño.

Algunos dueños tienen dentro los honorarios de los administradores y los servicios públicos como parte del alquiler de los condominios.

Funciones establecidas

Cuando inviertes en un condominio puedes disponer las reglas de funciones del edificio. La gestión de dueños es la encargada de llevar a cabo cumplir las normas establecidas, y estas se aplican a todas las entidades que se tienen dentro el edificio.

Además de las pautas establecidas para administrar la propiedad y asumir el cuidado, la gestión del condominio debe respetar las elecciones de los dueños de cada unidad: si quieren colocar una pared de espejos dentro de su departamento, cambiar el tipo de piso, etc. Oséa, dentro de cada unidad aplican los controles particulares del dueño.

Las reglas establecidas por los administradores del condominio incluyen que los dueños tienen que abonar algunas cuotas, que sirven para financiar el cuidado de los sectores comunes y los exteriores de los inmuebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *