El mejor momento para invertir es ahora, pero tiene que ser una apuesta inteligente

El que desea invertir debe considerar el contexto económico del momento en el que hará una inversión, luego ver las opciones más viables para invertir en algún producto o rubro específico, y no olvidarse de analizar los riesgos que se asumen, así como el plazo para el retorno y la cantidad de capital se inyectará en un proyecto, según Francisco Gómez, CEO de Fortaleza. Al mismo tiempo, consideró que el momento de invertir es ahora, porque existen opciones que se adaptan a todos los bolsillos.

“Al momento de invertir, lo mejor es diversificar el capital en distintos proyectos (de ser posible), así no se asume un riesgo colosal en un proyecto que puede resultar o no, y en el caso que funcionen las distintas inversiones, ese capital genera buena rentabilidad y se cumple con el objetivo inicial de una inversión”, indicó.

El sector inmobiliario es uno de los mejores rubros para invertir y esto se refleja en el crecimiento abismal que tuvo en las últimas décadas, de acuerdo con Gómez. No obstante, este sector requiere de una inversión planificada con retornos más enfocados a mediano o largo plazo, considerando los tiempos de construcción de los inmuebles.

“Al invertir en el sector inmobiliario tenés a favor el déficit habitacional, que resguarda ese capital invertido y genera retornos interesantes”, recordó.

En este aspecto, Gómez destacó que los pilares de inversión que ofrecen en Fortaleza son la seguridad de elegir a un sistema comprobado y con muchos años de vigencia, además de estar entrando a un sector con mucho potencial de crecimiento y estable en cuanto a los rendimientos financieros.

“El mejor momento para invertir es ahora mismo, tal vez existen motivos para no hacerlo, pero también al poder invertir en un proyecto importante, con una cuota súper accesible, se vuelve mucho más favorable todo”, señaló.

Igualmente explicó que hay que ser cautos al momento de invertir, y que esto es más fácil en la actualidad, “porque nos encontramos en un momento en el que tenemos información precisa y a mano en todo momento”, añadió.

“Es preciso considerar las alternativas relacionadas con la rentabilidad y no solamente a las opciones que nos gustan a nosotros, porque muchas veces no somos el parámetro más preciso de las necesidades reales del mercado”, culminó.