Cómo poner nuestros ahorros a trabajar y hacerlos rentables

Pasar al siguiente nivel es empezar a rentabilizar ese capital que reunimos, lo que significa darle valor agregado.

Cuando nos proponemos ahorrar siempre lo hacemos con un objetivo. Lo primero que aconsejo, una vez que se consigue juntar un monto determinado, es ser consecuentes con la meta que nos hemos puesto. Ya sea viajar, comprarnos un auto o equipar el hogar. Un objetivo que siempre conviene plantearse es ahorrar para generar ganancias, a través de la inversión.

No dejar el dinero quieto es un gran consejo financiero. Ya que si no lo movemos, pierde valor en el tiempo a través de la inflación. Hay que tenerlo siempre ubicado en inversiones, para por lo menos empatar con la inflación. En otras palabras, si dejamos dormir nuestro capital en una cuenta bancaria o debajo del colchón, a la larga, estaremos perdiendo.

Podemos invertir en vehículos financieros o iniciar un negocio propio. Ambos caminos tienen sus pros y contras. Los vehículos financieros son aquellos productos que nos ofrece el mercado para hacer trabajar nuestro capital. Estos pueden darnos más seguridad. Un negocio propio es más riesgoso, pero sus ventajas pasan por otro lado, ya que emprender siempre es desafiante y enriquecedor, tanto a nivel personal como profesional. Y económicamente, puede generar buenas ganancias y estabilidad. Lo que ambas alternativas tienen en común es que requieren de una gran motivación y disciplina.

¿Pero debemos invertir todos nuestros ahorros? Recomiendo, por un lado, contar con ahorros líquidos, por ejemplo, en una caja de ahorro, por si necesitamos disponer rápidamente de efectivo ante una emergencia. Y, por el otro, ahorros que no tengan liquidez inmediata pero que generen mayor rentabilidad, a través de vehículos financieros.

Una alternativa segura para generar valor con nuestros ahorros

Los inmuebles son una excelente opción a la que destinar nuestro capital, ya que no se devalúan. Por el contrario, aumentan de valor conforme el paso del tiempo y pueden generar ganancias a través del alquiler o la venta.

En Fortaleza, nos dedicamos a rentabilizar los ahorros de nuestros clientes. El sistema de ahorro en ladrillos de Fortaleza permite adquirir un departamento propio, en un plazo de 5, 10 o 20 años, a través de aportes flexibles y accesibles. De esta manera, hacemos posible convertir en realidad el sueño de ser propietarios, sin descapitalizarse ni sacar un préstamo.

Ahorrar e invertir van de la mano y son elementos clave de unas finanzas saludables. Al invertir estamos haciendo que el dinero genere más dinero. Movamos el dinero, hagamos que trabaje para nosotros, para que nuestros ahorros de hoy se conviertan en la tranquilidad y en la libertad financiera de mañana.