Cómo organizar el tiempo para ser más productivo (¿y el multitasking es para todos?)

Según Francisco Gómez, CEO de Fortaleza, la buena organización del tiempo se sustenta en segmentar las tareas en grupos como familia, trabajo, ocio, formación, y luego establecer un orden de prioridades para determinar cuánto tiempo se destinará a cada actividad. Por otra parte, el multitasking puede ayudar a ganar o a perder tiempo, dependiendo de la concentración dedicada a cada tarea. 

“Para ser más efectivos debemos crear categorías como trabajo, formación profesional, familia, actividad física u ocio en nuestras agendas y con esto definir qué porcentaje de nuestro tiempo destinamos a cada diligencia. Está comprobado que esta acción es fundamental para mejorar los rendimientos y administrar correctamente nuestro tiempo”, indicó. 

Sobre el multitasking o hacer varias cosas al mismo tiempo, consideró que puede ser una herramienta interesante si la persona cuenta con una correcta planificación de su tiempo y prioridades diarias. O bien podría resultar en una enorme pérdida de tiempo y foco en aquellas personas que no establecen prioridades, llevándolas a la procrastinación en sus rutinas. 

“El tiempo no es almacenable bajo ningún aspecto, por ello, es esencial determinar si las organizaciones o los profesionales se basan en una cultura de horarios o de resultados, para saber cómo planificar su agenda”, declaró. 

“Muchas veces tenemos la impresión de que el tiempo no alcanza, pero a la par vemos que no completamos todas las tareas pendientes. Por esto, tenemos que establecer nuestras prioridades y aplicar un sistema de resultados programados, para no desviar el foco del camino”, recomendó. 

Para Gómez, el descanso también debe ser planificado porque todos los espacios tienen su valor e influyen en la productividad. “Cuando descansamos podemos estar generando un impacto, porque mejoramos o disminuimos nuestro rendimiento y esto incide en el resultado final”, complementó. 

La planificación cobra aún más importancia con la modalidad home office, de acuerdo con Gómez, porque es necesario fijar un espacio para el entorno laboral y una prioridad para las tareas del hogar. “Al estar en la casa se debe mantener el mismo foco que se tenía. Es complicado, pero necesario”, resaltó. 

“La pandemia nos obligó a repensar los modelos y espacios de trabajo, pero sobre todo nos mostró que lo realmente importante son los resultados finales”, subrayó.

En el caso de Fortaleza, su modelo presencial migró a uno virtual a inicios de la pandemia, y un modelo mixto con el avance de los meses (presencial-virtual), pero nunca se redujo el rendimiento de los funcionarios e incluso se tuvo un rendimiento superior gracias a las herramientas disponibles y a las metas fijas establecidas.

“No siempre la presencia física es sinónimo de éxito, sino más bien el éxito se traduce en buenos sistemas de organización de tareas, en metas concretas en cada área y en la motivación de cada persona para salir adelante”, expuso.

Si descansar es esencial, ¿invertir también?

Por último, el CEO dijo que su propuesta de ahorro en ladrillos ayuda a invertir correctamente los fondos en un segmento con un importante potencial de crecimiento.

Esto permite planificar un sistema de pago con cuotas accesibles, que ofrecerá un inmueble a los clientes, ya sea con fines de ocupar el inmueble o generar ganancias a partir de este.

“Con esto también se apuesta a la planificación y optimización de los recursos”, concluyó.