CLASES DE INVERSIONES INMOBILIARIAS.

Economizar es la base de la abundancia, pero podemos complementarla con las inversiones. Invertir en inmuebles asertivamente apalanca el ahorro y de ahí la consideración de llevarlo a cabo más allá del sector donde nos encontremos. Dada a sus beneficios y la gama de oportunidades, es imperativo comprender las clases de inversiones inmobiliarias que podemos llevar a cabo.

El extenso período en el que se desarrollan los proyectos inmobiliarios abre distintos puntos del mercado financiero en los cuales tenemos la posibilidad de formar parte, en relación del presupuesto que tengamos dispuesto para eso.

INVERSIONES EN EL MERCADO PRIMARIO

Desde el mismo instante en el que se planifican los diferentes proyectos urbanísticos se necesita capital para poder hacerlo realidad.

El primer nicho para invertir en inmuebles que podemos encontrar en el mercado inmobiliario es la financiación a nuevos planes. En muchas oportunidades, promovedores inmobiliarios y constructores levantan capitales para realizar sus desarrollos, vendiendo participaciones en los mismos.

La virtud de meterse en estos negocios es que los dividendos puede que sean negociados en relación a entidades de casas que se tienen la posibilidad de conseguir a costos menores, tomando presente los valores del mercado.

La construcción de inmuebles necesita de enormes capitales, por lo cual estas inversiones no están dirigidas a nuevos capitalistas sino a los que ya tienen un capital sguro.

Mientras la obra está en construcción hay que ocuparse de la promoción y el mercadeo del o de los inmuebles que se venderán una vez finalizados. En esta etapa entramos en las inversiones referidas a la compra de entidades inmobiliarias.

Estas compras necesitan por lo menos de un capital que puede estar entre un 25 % y 30 % del precio del inmueble en la situación de que pensemos asumir una hipoteca para financiar el resto.

Tengamos en cuenta que hablamos de inversiones inmobiliarias, por lo cual no incluyamos el ámbito de una adquisición de vivienda para habitarla, sino para provisionalmente alquilarla.

Siendo de esta forma una opción para que el monto del alquiler sirva para cubrir las cuotas de la hipoteca sí es el caso, y también para que se logre recobrar el capital inicial invertido.

INVERSIONES EN EL MERCADO SECUNDARIO

También hay atrayentes elecciones en el mercado de adquisición y venta de inmuebles de segundas manos que en varias situaciones tienen la posibilidad de ser muy beneficiosos al momento de invertir en inmuebles.

Cuando los sucesos de una hipoteca incumplen indefinidamente con los pagos pactados tienen la posibilidad de ser embargados; no obstante, más que el inmueble embargado a las organizaciones que ceden los créditos les atrae recobrar lo invertido.

Para eso organizan remates en donde los proponen al mejor postor con ciertas condiciones. Las pujas en estos remates tienen la posibilidad de ser interesantes, pero el asunto es que comúnmente hay que contar con del dinero en mano para poder hacer las transacciones

En este mismo segmento del mercado secundario está experimentando un apogeo, un negocio que antes no resultaba tan habitual. Hablamos de la venta de la nuda propiedad.

OCASIÓN PARA INVERTIR EN INMUEBLES

Este tema está destinado a personas de la tercera edad, jubiladas, que están procurando rentas al dar las escrituras de sus casas, pero con la potestad de continuar gozando de esta, por reservarse el derecho a usufructo. Una manera de conseguir liquidez desde lo que para bastantes representa los ahorros de toda su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *