4 consejos para solicitar un crédito hipotecario.

Si estás entusiasmado en adquirir un departamento, no vas a desear que nada se interponga entre tú y tu y lo que será tu nuevo hogar soñado y esto incluye al dinero. Aunque bastante gente no tiene la posibilidad de comprar un inmueble sin pedir un crédito hipotecario, esto no es un impedimento para ellos. Si es tu caso, entonces sumamente importante que te prepares y te conviertas en un buen candidato frente a los ojos de las entidades bancarias

  1. Historial de crédito.

Lo primero que los prestamistas o bancos seguramente van a hacer cuando solicites un préstamo hipotecario es comprobar tu historial de créditos. Lo mismo tendría que hacer, dado que así tendrás la posibilidad de mostrar tu solvencia económica y de esta forma conseguir buenas tasas. Ten en cuenta de que tu reporte de crédito sea exacto y que no haya ningún error para que no poseas ningún obstáculo.

  1.  Empieza a ahorrar dinero desde este preciso instante

No solo vas a necesitar dinero en efectivo para el pago inicial (que por lo general es el 20% del precio del departamento), sino que además vas a necesitar fondos para los honorarios que se asocian a un préstamo como, por ejemplo: seguro hipotecario, tasación, documentación, etc.

Complementariamente, tienes que conocer cuánto tendrás que abonar mensualmente, dentro de tus opciones. Es aconsejable que solo del 28% al 36% de tu capital esté dirigido a al pago de tu crédito.

  1. Mantente lejos de las cuentas grandes.

Cuando solicitas una tarjeta de crédito, tu puntaje crediticio decrece por un tiempo debido a la aprobación. Esto además sucede si cierras alguna línea de crédito. Al cerrar una cuenta de tarjeta de crédito, estás reduciendo tu crédito utilizable. Es por esto que, si estás teniendo en cuenta solicitar un préstamo hipotecario, tienes que evitar hacer este punto a toda costa.

Por otro lado, ya que los puntajes de crédito son muy indispensables para los bancos, es preferible que trabajes en ellos y lo protejas antes de intentar conseguir una hipoteca. Esto quiere decir que no realices compras muy grandes que logren perjudicar tu puntaje o no cumplir los plazos de pago de tus facturas.

Como te lo comentamos antes, precisamente el 28% de tu sueldo debe dirigirse al pago por mes para tu nuevo departamento. Por consecuencia, es conveniente que no poseas otras deudas o préstamos en algún banco.

¿Interesado en entender qué documentación vas a necesitar para un crédito hipotecario? Lee este artículo: Todo lo que tienes que entender sobre el crédito hipotecario.

  1. Saber hasta tope de tu presupuesto.

Al hallar una Calificación previa, vas a tener un concepto de cuánto tendrás la posibilidad de gastar en la adquisición de un departamento y acortarás todo el desarrollo de compra. Además de investigar los tipos de financiamiento accesibles, establece cuál de ellos se ajustará mejor a tu circunstancia financiera. Hay créditos hipotecarios que se alargan desde 15 a 20 años, y varios de ellos son ajustables o fijas. Si estás intentando encontrar seguridad y una garantía de que los pagos por mes no aumentarán, una hipoteca de tasa fija puede de ser tu sendero a llevar en cuenta. Si crees que las tasas tienen la posibilidad de fluctuar y quieres elasticidad, considera una hipoteca de tasa ajustable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *